A debate: La objetividad en las reseñas #BloggerosSoñadores


¡Feliz domingo, lectores! Espero que se encuentren de maravilla y que sus vacaciones de verano vayan viento en popa. Espero que recuerden muy bien que pertenezco a la iniciativa Tributos Efímeros ¿Pero a qué viene todo eso? Se preguntará, y es que nos encontramos ante una de sus actividades propuestas ¡Y es un debate! Un toque diferente al contenido al que están acostumbrados.

El día de hoy, entre todos (porque les incluye a ustedes también) haremos un debate sobre la objetividad en las reseñas ¿A qué se refiere esto? Al hacer la reseñas ¿Debemos ser sinceros con las reseñas? ¿Consideramos las cualidades del libro o los sentimientos del autor? 

¡Todo esto y mucho más en este debate!
Así que si quieres ser partícipe de este debate ¡Sigue leyendo!

Existe mucha polémica con el tema de las reseñas, ¿Por qué? Se debe a la objetividad de un lector a la hora de reseñar o establecer opiniones sobre una obra. Para establecer correctamente un debate empezaremos por la gran definición 

¿Qué es "Objetividad"?

Objetividad es un término empleado para referirse a la cualidad de objeto, independientemente de la sensibilidad o afinidad que posea la persona que comente, esta debe limitarse a solamente indicar las características observables que posee dicho objeto; de acuerdo a esta descripción, la objetividad no es más que la medida en la cual un sujeto puede dar su punto de vista de algo o alguien, desligado de los sentimientos que este posea.

¡Bien! Entonces ya sabemos que ser objetivo a la hora de las reseñas es dar tu opinión sin filtros, pero ¿Qué opinan los autores de esto? Los comentarios de este tema, repito, es bastante polémico porque nos encontramos con muchos escenarios que hacen posible la polémica de la objetividad o las fulanas reseñas.
¡Primer escenario!
No es un secreto para nadie que existen autores que contactan con creadores de contenidos (ya sean booktubers o bloggeros) para que estos reseñen sus libros en sus portales. Esto trae como beneficio para el autor la publicidad de su obra y opiniones de su obra para tomarlo como críticas constructivas ¡Es ese el escenario ideal! ¿Pero qué sucede ahora?

Nos encontramos con autores que realizan estas colaboraciones con los creadores de contenidos y PIENSAN que por el hecho de que nosotros obtuvimos su obra de forma gratuita tenemos que dar una buena opinión de este libros sí o sí, o que tenemos que hablar maravillas del libro porque no DEBEMOS darle mala publicidad al libro. Este es el escenario que muchas veces nos encontramos.

Me gustaría que los autores entendieran un poco que, los creadores de contenido, existimos y vivimos gracias a un público que nos sigue y que confía en nuestro criterio. En el momento en el que se publica una reseña donde se hablen maravillas de un libro que no tiene de maravilla ni siquiera la portada, es cuando perdemos credibilidad y honestidad ¿Hay necesidad de perder nuestros valores? Si seguimos perdiendo nuestros valores no llegaremos ni al año 5.000. 

Entonces, ¿Debemos destruir un libro si no nos ha gustado? No, tampoco hay que ser despiadados. Una buena reseña siempre resalta los aspectos positivos y negativos de cada libro, habla de sus componentes y de su desarrollo para luego llegar a una conclusión. Recordando que la objetividad no involucra sentimientos las reseñas deben desarrollarse tanto de los aspectos positivos y negativos del libro, jamás hay un 100% de positividad o negatividad. La positividad y la negatividad son correlativos, señores.

¡Segundo escenario!
Las reseñas falsas. Muy bien, pongamos un ejemplo: El autor Fulianito contacta al creador de un blog de reseñas, el autor Fulanito le manda el libro al creador de contenidos para que lo reseñe y lo publique en su blog. El creado de contenidos lee el libro y no le gustó. El segundo escenario nace de una de las decisiones de algunos lectores en publicar reseñas positivas cuando el libro no tiene nada de positivo.

Es muy cierto que siempre atrae más el positivismo y lo feliz y eso no es una excepción a la hora de atraer público. También está el hecho de que un libro se hace más famoso con críticas positivas que negativas y si un lector hace una crítica positiva de una obra, el autor estará más agradecido con esta reseña que si la crítica fuese negativa. Es ahí donde debería prevalecer la objetividad por encima de todo. Muchos lectores crean (o más bien: inventan) reseñas positivas para atraer más público o para simplemente quedar bien con el autor. Pero esta es un arma de doble filo.

Aunque puede que al inicio todo vaya bien porque harás que el autor sonría y que los comentarios de tus post indiquen un indicio de leer este libro ¿Qué pasará cuando el público lea el libro y se de cuenta que es un asco? ¡Oh, vamos! TE DEJARÁN DE LEER. Personalmente yo lo hago ¿Por qué? Por el simple hecho de que tu criterio ya no es confiable. 

¡Tercer escenario!
¡Los entes se van! Así como que es muy cierto si digo que fracasaste como niño sino tocaste el timbre del vecino y corriste como si tu vida dependiese de ello (porque dependía) digo que fracasaste como lector que colabora con editoriales y autores sino has reseñado como negativo una de sus obras y estos te han dejado de contestar "misteriosamente".

Muchos entes, (Y con entes me refiero a editoriales, empresas, autores, etc.) al colaborar, solo espera publicidad o, como se dice aquí en Venezuela, pajaritos preñados. Cuando estos no reciben lo que quieren simplemente no te contactan más, probablemente hasta ya han borrado tus datos de la base de datos y estén hablando porquerías del blog entre las secretarias. Este problema siempre hace que el segundo escenario se haga presente.

Pero hay que preguntarnos algo ¿Realmente vale la pena colaborar con una editorial corrupta, sin ideales y que solo busca el beneficio propio? Si es así, la palabra "colaboración" está empezando a ser sobre valuada. 
Son muy ciertas las palabras de la autora María Martínez Ovejero (Autora de Tierras de luz, tierras de sombra y de Recuérdame) cuando dice:

"Desde el punto de vista de alguien que decide que ha decidido exponer lo que hace ante un público, pienso que debes ser consciente de que no vas a agradar a todo el mundo."

El respeto entre lector y autor, o lector y editorial, debe ser lo principal entre una colaboración. El lector debe respetar y valorar el esfuerzo de los entes en la publicación de este libro ¡No cualquiera se lanza a la aventura que es publicar un libro! De igual forma que los entes deben respetar el trabajo del lector que muchas veces sacrifican horas y hasta días de su vida en leer una obra, instruirse en diseño, edición y trabajo duro en crear su portal, ganarse su audiencia, etc. 

Ahora es momento de que tú, que me estás leyendo, continúes este debate.
¿Qué opinas a cerca de todo esto?

10 comentarios:

  1. Uy, este tema es para largo. Creo que es posible ser objetivo, aunque tambien a veces como lector lo que quiero saber es la opinion del bloggero y no que me de un resumen del libro, quiero saber que le gusto y que no, por que, y todo eso va a estar ligado a sus sentimientos...lo cual le quita un poco la objetividad. Puede ser bueno o malo, pero claro siempre debe haber respeto por delante. No es mala publicidad decir que no te gusto algo de un libro, o que te parece que necesite mejorar, etc; pero si me parece malo y de hecho evito seguir ese tipo de bloggers, cuando quieren 'destruir' el trabajo de los demas. Creo que no es la idea.

    No hay nada de malo trabajar con editoriales, autores, etc; lo he hecho un par de veces solamente, y nunca me han pedido que escriba algo en especifico...Creo que lo mas sano cuando simplemente no tienes nada bueno que decir es no decir nada. Contactar a la persona que te envio el libro, y explicar tus razones. Depende las razones por las que tengas un blog, pero en mi caso es un pasatiempos y nada profesional, asi que realmente no me mata que me envien cientos de libros ni nada de eso.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Hola, que buena esta entrada. Estoy de acuerdo contigo en algunas cositas, y por eso no termino de animarme en colaborar con alguien o alguna editorial. Hace poco me mandaron un libro para leerlo y dar luego mi opinión, pero me da miedo. Porque es que soy sincera y no puedo evitar lo que pienso de algo, las pocas veces (porque gracias a dios he reseñado pocos libros que no me gustaron) lo hago lo mejor posible para que se de a entender que el libro quizás no es mi tipo pero que igual merece la pena ser leído por alguien mas. Yo no colaboro con nadie, y una de las razones por la que no me animo es por eso. Pero bueno, siempre pensaré que es mejor una reseña honesta (pero bien hecha) que una falsa que al final no te deje contenta a ti y si al resto.

    ResponderEliminar
  4. Hola hola! Me encantó tu forma de pensar. Si no eres sincero para empezar dejarán de leerte y estarás siendo falso respecto a lo que tu piensas.
    Me parece genial tu manera de pensar ya que pensamos igual.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Es algo muy cierto todo lo que dices. Hoy en día hay toda clase de personas que reseñan y hay veces que es difícil darse cuenta quien escribe o no con sinceridad. En mi caso, no colaboro con editoriales, aunque si he colaborado con algunos autores independientes y siempre intento ser lo más sincera posible, aunque en algunos casos admito que no soy muy objetiva, pues hay libros que por más regulares o flojos que sean, si a uno le llegó a gustar o a significar algo la historia a pesar de sus falencias, deja a un lado la objetividad e intenta ver solo lo positivo.
    La entrada está muy interesante y uno podría pasar horas y horas hablando del tema.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Hola! Me gusta tu blog , ya te he seguido, y me quedo por aquí (:
    espero que te pases por mi blog y me sigas de vuelta:
    http://mylifeinsimplelittlewords.blogspot.com.es/ Besos^^ Nos leemos (:

    ResponderEliminar
  7. Hola!!
    me ha gustado mucho tu post, más que nada porque es algo que yo suelo hablar con alguna amiga. En mi política tengo bien puesto que mis reseñas siempre, siempre, son sinceras, tanto para lo bueno, como para lo malo. Si algún autor contacta conmigo es lo primero que les digo, y hasta ahora solo tuve "problemas" con uno. Yo jamás falto al respeto, creo que diciendo las cosas bien, sin insultar y menospreciar el trabajo de quien escribe se puede hacer, para algo existen las reseñas constructivas. ¿Que no gustan? Obviamente, pero es que sin ellas tampoco se aprendería.... A mí no me importa que una editorial no quiera colaborar conmigo si no puedo hacer reseñas honestas. Para eso me quedo como estoy, porque yo siempre diré lo que me ha parecido un libro :D
    Muy buen debate ^^
    Besos :33

    ResponderEliminar
  8. hola! somos de cadena de comentarios,y tu blog es muy lindo ,c omparto cien por cien tu opinion y ojala nos visites en la morada del buho lector y compartamos lecturas. nos quedamos otro rato sobrevolando otras entrada,a brazosbuhos.

    ResponderEliminar
  9. hola! somos de cadena de comentarios,y tu blog es muy lindo ,c omparto cien por cien tu opinion y ojala nos visites en la morada del buho lector y compartamos lecturas. nos quedamos otro rato sobrevolando otras entrada,a brazosbuhos.

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola!
    Ole, ole y ole por esta pedazo de entrada. Me encanta que se toque este tema :)
    Estoy bastante de acuerdo contigo. A ver, hay veces que escritores nuevos escriben una novela y como es normal, tienen muchos errores a la hora de escribir o no se expresan como deben y su novela no le gusta al blogger que tiene que reseñarla. La verdad es que a mí me duele decir cosas malas, pero si le mientes y dices que está prfecta, que siga así, no le ayudas en nada a ese escritor. Así que hay que decir la verdad. Pero también hay maneras de decir las cosas. Creo que se pueden hacer críticas constructivas pero de un modo educado.
    Muy buena entrada :)
    Por cierto, me quedo por aquí y te sigo ^.^

    Nos leemos! Besitos!

    ResponderEliminar